Declaración de directores de Carrera del área de salud de la Universidad de La Frontera

Declaración de directores de Carrera del área de salud de la Universidad de La Frontera

El pasado 22 de Abril del presente año, en segundo trámite constitucional y segundo reglamentario, la Cámara de Diputados sometió a votación el proyecto de ley referido a modificar el artículo 52 de la ley N° 18.962, Orgánica Constitucional de Enseñanza, con la finalidad de incorporar carreras del área de la salud a la lista de títulos profesionales que requieren de licenciatura previa para su otorgamiento, originado en moción, que confiere el carácter de título profesional a las carreras identificadas (boletín 3849-04 (S); la cámara aprueba el proyecto para que las carreras de Obstetricia y Enfermería se impartan únicamente en planteles universitarios, dejando fuera a las carreras de: Kinesiología, Fonoaudiología, Nutrición y Dietética, Tecnología Médica y Terapia Ocupacional que exigían estar incluidos en la misma categoría.

Posteriormente el 5 de Mayo del presente, la Comisión de Educación del Senado rechaza el informe de la Cámara de Diputados que otorga exclusividad universitaria a ciertas carreras del área de salud, pero que deja fuera a cinco de ellas. Ante el rechazo del informe por parte de la Comisión del Senado, por votación unánime, el proyecto debe pasar a Comisión Mixta.

 

POSICION DE LAS CARRERAS DEL AREA DE LA SALUD DE LA UNIVERSIDAD DE LA FRONTERA:

Al respecto, las carreras del área de la salud de la Universidad de La Frontera, a través de sus Direcciones declaran lo siguiente:

Coincidentemente con lo que han expresado algunos personeros en la ronda de presentaciones en la cámara baja, la universidad es y será el lugar donde se generan, desarrollan, integran y comunican los saberes de todas las áreas del conocimiento y de los dominios de la cultura, y es en ella donde los profesionales del área de la salud pueden lograr todas aquellas competencias que la sociedad demanda tanto en el ámbito de la formación básica como en el de la formación especializada. La exclusividad universitaria que se quiere asegurar a estas carreras tiene por una parte un fuerte anclaje en la protección de la salud de la población y por otra en el resguardo del rango universitario dado el impacto que tiene en el cuidado sanitario de todos los chilenos (el Código Sanitario es muy preciso en exigir en el desempeño de estas carreras, contratar funcionarios de la salud que tengan la licenciatura, que es un grado que solo lo otorgan las universidades), como también en la homologación internacional de las mismas como resultado de la globalización.

Son las Universidades las encargadas de entregar a la sociedad profesionales del área de la salud con sólida base científica; que puedan con propiedad y profesionalismo tomar decisiones terapéuticas, formar parte de equipos de salud en los distintos niveles de atención y realizar funciones en los dominios que le competen. Es la formación universitaria de estas profesiones la que entrega las competencias específicas, procedimentales y genéricas para poder desempeñarse como profesionales; los estudiantes de esta área en nuestra universidad adquieren sólidos conocimientos biológicos y tecnológicos, con una adecuada formación humanista, capacitados científica, técnica y socialmente para cumplir funciones no solo asistenciales, sino también administrativas, de extensión, docencia e investigación y con un fuerte componente ético; sumado a ello, destaca la experiencia adquirida en los distintos centros de práctica y en los laboratorios de las especialidades que avalan la formación necesaria para desarrollarse como profesionales integrales.

Como expresara nuestro Decano Dr. Eduardo Hebel Weiss en la cámara baja..."la complejidad que está adquiriendo la salud en su totalidad, va requiriendo de profesionales con mayor experticia, mayor capacitación y mayor perfeccionamiento en el ámbito de los magísteres y doctorados, lo que refuerza la idea de que estas disciplinas deben ser impartidas por universidades. Si se comparan, además, las profesiones que dictan los IP con las que dictan las universidades, se puede apreciar que, en términos de horas académicas, éstas últimas incluso doblan a las primeras. Asimismo, los campos clínicos en los cuales se forman estos profesionales en las universidades son de alta complejidad tecnológica, a diferencia de lo que ocurre en los IP"....

La evidencia científica indica que la formación, los conocimientos y la capacidad de investigación e innovación de los profesionales de la salud, mejoran la calidad de la atención en salud.

Los Directores de Carrera, junto con sus cuerpos académicos y estudiantes seguirán velando por el resguardo de la formación con exclusividad universitaria de las mismas y seguirán apoyando las movilizaciones e instancias de debate que de ella emanen.

Por ello, por el resguardo de la formación de los profesionales de las carreras de la salud en Chile, y por la población, eventual beneficiaria de los servicios de estos profesionales, los abajo firmantes adscriben al hecho de que estas carreras tengan exclusividad universitaria.

 

Visto 125 veces
pie fono